martes, 8 de enero de 2013

2013: Año de Ilusión, Esfuerzo y Esperanza


¡Por fin llegó el final del año 2012! Desde luego que ha sido un año duro y complicado, cientos de empresas han echado el cierre, otras muchas han realizado EREs, miles de autónomos han tenido que cesar su actividad y cientos de miles de personas han engrosado las listas del desempleo.

No sabemos si 2013 será mejor o peor, hay voces autorizadas y expertos que opinan lo uno y lo otro. El gobierno nos dice que los esfuerzos, los que recaen sobre las espaldas de nosotros, los ciudadanos individuales, las familias y las empresas, servirán para cimentar un futuro crecimiento y un país más próspero ya a finales de este año que comienza. Por el contrario, algunas organizaciones internacionales no lo ven tan claro y fijan el 2014 como año del fin de la crisis y el inicio de la recuperación.

Ante este panorama económico nacional sólo nos cabe una opción y desde luego no debe ser la depresión y la desilusión. Debemos trabajar más, esforzarnos, ser mejores, prepararnos y por supuesto formarnos. Efectivamente la competitividad de nuestra economía y de la empresa española tiene en la formación uno de los talones de Aquiles.

Muchos analistas, expertos y gurús, opinan que en la empresa española hay un altísimo nivel de conocimientos técnicos, quizá con la excepción del idioma que continua siendo una asignatura pendiente. Pero unas notables carencias en cuanto a ciertas competencias y habilidades, podemos llamarlas directivas pero que no deben ser exclusivas de los directivos, tales como hablar en público, gestión del cambio, la dirección y gestión de equipos, el liderazgo emocional, visión creativa, solución de conflictos, etc.
Junto con estas carencias hay otra serie de habilidades que se deben desarrollar y que son las relacionadas con la verdadera orientación al cliente y a la venta. Muchas de las empresas con las que trabajamos tienen problemáticas similares: equipos de ventas compuestos por profesionales que no tienen la visión adecuada ni del cliente, ni de la venta, entendiendo esta como una relación basada en la confianza y la búsqueda de la satisfacción del cliente, y que por ello no alcanzan los resultados que el mercado les podría ofrecer.

Por todo ello, SDS training se propone y se compromete para este año 2013 seguir colaborando con todas aquellas personas o empresas que quieran alcanzar un mayor desarrollo, unos mejores resultados, unas relaciones con sus clientes más profundas y duraderas, una mayor empleabilidad y mejores opciones para encontrar trabajo.
La formación para comerciales debe ser sobre todo práctica y aplicable al día a día, tiene que aportar los conocimientos y habilidades que de verdad van a dar ese plus que se busca, tanto si es la empresa la que ha decidido formar a sus empleados como si es una persona que individualmente quiere formarse, y que sin duda dará los mejores resultados.

Os deseamos a todos más que nunca un próspero año 2013, lleno de alegrías y satisfacciones personales y profesionales.