miércoles, 30 de octubre de 2013

Consejos sobre Técnicas de venta: qué es y qué no es una venta

En anteriores artículos hemos visto diferentes ‘Consejos sobre Técnicas de venta’, pero no hemos reparado en aclarar la diferencia que existe entre lo que es venta y lo que no es. La mayoría de los comerciales y personas relacionadas con el mundo de las ventas cree saberlo, sin embargo, cometen algunos errores porque suelen confundir lo que es y lo que no es vender.

Consejos sobre Técnicas de venta: qué es y qué no es una venta
Técnicas de venta: qué es y qué no es una venta. Fotografía de +Pilar Diaz 
Uno de los principales secretos para que la fuerza de ventas de una empresa funcione es que desde un principio concienciemos a nuestros vendedores de qué significa realizar buenas ventas y cuáles son las técnicas de venta idóneas.

Hoy más que nunca es prioritario que nuestros clientes queden satisfechos para que repitan sus compras y, mejor aún, nos traigan más clientes. Para que esto sea así, obviamente deben quedar satisfechos. La satisfacción de nuestros clientes pasa necesariamente porque nuestra fuerza de ventas realice su trabajo de forma impecable. Esto significa que en la formación en ventas que les procuremos a nuestros comerciales, en la formación para empresas, debemos sentar unas bases sólidas sobre lo que de verdad significa vender.

CONSEJOS SOBRE TÉCNICAS DE VENTA: QUÉ ES Y QUÉ NO ES UNA VENTA

Hay que tener en cuenta en las ventas que vender no es en ningún caso colocar, endosar, manipular ni decir verdades a medias, términos que desgraciadamente se oyen muy a menudo en charlas informales entre vendedores.

Vender significa asesorar, guiar, informar, escuchar, ofrecer soluciones y en último caso influir. Todo esto buscando siempre la total satisfacción de nuestro cliente. El motivo es de sentido común: sólo el cliente satisfecho es leal y en estos momentos lograr lealtad es poco menos que un milagro.

No olvidemos que el primer obstáculo con el que nos encontramos los vendedores es la imagen que se tiene de nosotros. Para muchos, comercial es sinónimo de embaucador y desde luego no nos hacemos ningún favor reforzando esa idea.

"No todo vale a la hora de vender"

Si no formamos correctamente a nuestros vendedores, las ventas de hoy serán las pérdidas de mañana. Por ello, es muy importante tener claros cuáles son nuestros objetivos antes de contratar formación para empresas. Si nuestra fuerza de ventas va dejando clientes descontentos a su paso, no tiene sentido que invirtamos en campañas publicitarias. La mala opinión de nuestros clientes, a la larga, tiene más peso que cualquier anuncio.

Recuerda: las ventas se consiguen con asesorar y no con manipular


Editado por +Fernando Camacho