martes, 19 de noviembre de 2013

Es el momento de diferenciarse

Por fin se habla de una cierta mejoría de la economía general, parece que ahora sí se ha tocado suelo y que tenemos perspectivas de tener un cierto crecimiento este año. La traducción de los datos macroeconómicos en creación neta de empleo no será tan rápida como todos deseamos, pero a buen seguro que se irá produciendo y en la situación dramática en la que nos encontramos esto será una gran alegría para todos.

Es el momento de diferenciarse, la clave es la formación
Es el momento de diferenciarse. Fotografía de +Fernando Camacho (ifcamacho) 
En el mercado laboral actual la competencia es mayor, aún si cabe, que antes de la crisis, y en el futuro lo será aún más, por la sencilla razón de que las empresas tendrán muchos candidatos cualificados para elegir. ¿Qué hacer entonces? La respuesta es sencilla: ser positivo, proactivos, flexibles, predispuestos, polivalentes y sobre todo prepararnos mejor, formarnos más, realizar cursos. Muy bien, pero, ¿dónde? y ¿de qué?

Es el momento de diferenciarse, la clave es la formación

Existen multitud de centros de formación que ofrecen formaciones de calidad en diversas áreas (oficios, herramientas informáticas, idiomas, habilidades profesionales, etc). Oportunidades de trabajo habrá y cada vez más, por ello en SDS training ofrecemos cursos presenciales, en grupos reducidos y totalmente orientadas a la práctica, tanto formación para comerciales, atención al cliente, Marketing Digital, Curso Community Manager, posicionamiento en buscadores, o la siempre útil ofimática, con el programa Excel como herramienta clave para prácticamente cualquier puesto de trabajo de administración, comercial o recursos humanos.

Es el momento de diferenciarse, de añadir al curriculum, y sobre todo a tus conocimientos y experiencias, ese extra que haga que el elegido seas tú.

Busca la formación que más te guste

y da el paso hacia el futuro


Si te ha gustado el artículo puedes descargar pdf aquí:

Es el momento de diferenciarse, la clave es la formación