miércoles, 16 de marzo de 2016

Formación para empresas: ¿están los departamentos capacitados?

En el despacho de mi mujer, una multinacional española del sector hotelero, se presentó un chico de 16 años para solicitar si podría hacer allí las prácticas de observación de 4º de la ESO. La sorpresa de mi mujer fue grande, ya que alguien tan joven nunca había ido por allí a buscar prácticas, pero notó que este chico tenía un interés enorme y que desde luego no era para él un simple encargo de su colegio.

Tras mover los hilos necesarios con su colegio y con la empresa, llegó el primer día de las prácticas de nuestro amigo. Algo nervioso y muy bien arreglado, se presentó incluso antes de la hora, con un cuaderno, un bolígrafo y muchas ganas de saber y de aprender, recorrió algunos despachos conociendo a quienes allí trabajan.
Formación para empresas, están los departamentos capacitados - SDS training
Formación para empresas, están los departamentos capacitados.
Imagen de +Fernando Camacho (ifcamacho) 
En cada departamento preguntaba diferentes cosas, se interesa por los que allí trabajan, sus tareas, sus problemas y sobre todo por su formación. ¡¡¡Woooou!!!, un chico de 16 años se preocupa por la formación de profesionales que le sacan 20 o 30 años, ¿qué formación tienen para trabajar allí?, ¿qué cursos hacen para desarrollarlos y para tener mejores resultados?

¿Y, que formación tienen en este departamento?

Unas preguntas que, por experiencia, creo que solo se hacen aquellos que alcanzan mejores resultados. Unas preguntas que demasiadas veces no se hacen aquellos empresarios o responsables de la formación para empresas y mandos intermedios de empresas que, con toda seguridad, no alcanzan los resultados, que a buen seguro, podrían obtener con plantillas mejor formadas, mejor cualificadas y mejor preparadas para afrontar los desafíos del mercado.

Nuestro amigo no se refería a una formación en concreto, a sus ojos la infinidad de conocimientos que se requieren para trabajar pueden abarcar desde el manejo de programas informáticos, a idiomas, habilidades directivas, conocimientos específicos, etc. Pero lo que es seguro es que debe ser una parte esencial del trabajo. Siempre hay que mejorar y saber más.

¡Cuánto se puede aprender de este chico!

¿Y en su empresa, cuál será la próxima formación que buscará para sus equipos?