lunes, 12 de diciembre de 2016

Qué debo esperar de la formación presencial

Formación presencial en SDS training, garantía de aprendizaje
Formación presencial en +SDS training ,
garantía de aprendizaje.
Imagen de +Fernando Camacho (ifcamacho) 
La pregunta parece bastante obvia y la respuesta más: debo esperar aprender algo que no sabía. Eso que parece tan evidente, pero ¿se cumple siempre?, ¿hemos asistido a cursos en abierto que no nos sirven para nada?, ¿hemos tenido alguna vez la sensación de pérdida de tiempo y/o dinero una vez realizada una formación para empresas?

La gran mayoría de adultos que tenemos permiso de conducir y que, por tanto, hemos pasado por la autoescuela podemos recordar cómo fue el aprendizaje. Primero hacemos un examen teórico que con mayor o menor desgana estudiamos y completamos con un cuestionario tipo test. Después realizamos un examen práctico (el que parece de verdad importante) para el que nos preparamos realizando un número, normalmente elevado, de clases prácticas en las que nos enseñan a conducir, circular, responder a situaciones variables, etc.

Qué debo esperar de la formación presencial

La clave de todo el aprendizaje en una formación presencial está en la parte “práctica”. Hay una famosa frase de Confucio que dice:

“Me lo enseñaron y lo olvidé, lo vi y lo entendí, lo hice y lo aprendí”

En esta frase se resumen el espíritu de lo que creemos que se debe esperar de una formación presencial. “Lo aprendí”, y en este lo “aprendí” está también, lo interioricé, lo pude aplicar ante la situación que lo requería, lo hice mío, tuve nuevos recursos para el futuro, mejoré, me capacité de verdad para la realidad que vivo, etc.

Nadie se imagina aprender a conducir escuchando a otro como se hace, o únicamente leyendo un libro de cómo conducir (aunque desde luego nunca está de más documentarse y saber qué dicen otros). La única forma eficaz de aprender pasa por sentarte al volante de un coche y dar al contacto. Una formación que no “dé al contacto” sirve para poco, ahórratela, no gastes ni un céntimo en ella, utiliza ese tiempo en visitar a un amigo o a tu madre.

Tanto en cursos en abierto como en la formación para empresas las metodologías empleadas para aprender deben pasar por formadores expertos en la materia que imparten (yo sé conducir, pero no creo que sea buen profesor para una autoescuela…), además deben ser profesionales de la comunicación, la motivación, capaces de escuchar y entender a la persona que están enseñando, deben ser empáticos para ponerse en su sitio pero también sinceros para corregir y guiar a esa persona que seguro tiene margen de mejora en el área de que se trate.

Los programas de aprendizaje deben estar basados en el uso real del conocimiento de que se trate (de poco me sirve a mí que vivo en Jamaica que me enseñen a conducir en hielo…). Para poder diseñar esos programas de aprendizaje el conocimiento de la materia, habilidades, técnicas, herramientas, etc. debe ser realmente profundo.

En ocasiones tendemos a complicar cosas que son sencillas. Aprender es adquirir un conocimiento que no se tiene, incorporar unas habilidades que no son las suficientes o recordar cosas que en algún momento se han sabido pero se han olvidado. El compañero de viaje que elijas para esa indudablemente importante labor es clave a la hora de mejorar y alcanzar metas a las que ahora no llegas.

En SDS training ayudamos a alcanzar esas metas y adquirir esos conocimientos y habilidades desde una metodología basada en la aplicación práctica con el alumno. Creemos que es desde donde se alcanzará el resultado que justifica y hace que el gasto sea inversión. Una inversión sin retorno es un gasto, no malgaste tu tiempo y tu dinero.

Invertir en formación tiene un retorno de la inversión (ROI). Recomiendo la lectura del artículo:

Chicago Cubs, ejemplo de esfuerzo, tesón y ROI



Editado por +Fernando Camacho (ifcamacho)