martes, 2 de julio de 2013

Todos somos vendedores sin hacer formación en ventas

Formación en ventas, el éxito del comercial está en valorar al cliente
Como todo el mundo sabe, o mejor dicho todo el mucho cree saber, cualquiera puede ser comercial. La mayoría de nosotros hemos hecho algún trabajo de ventas alguna vez en la vida, y no nos fue tan mal, algo vendimos... Por si esto fuera poco, a modo particular, todos, y digo todos, somos vendedores, ¿quién no ha convencido a unos amigos para ir a ver una película que nos apetecía? Y todo esto sin hacer ninguna formación en ventas.

La realidad profesional en el exigente, competitivo y, últimamente, escaso mercado actual es que solo los buenos vendedores alcanzan el éxito. Para ser un buen comercial hace falta algo más que una personalidad extrovertida, ser simpático y hablador. Los clientes requieren de un trato profesional: alguien que les aconseje, que les asesore, que les dé confianza y les ayude. Por ello, aconsejamos una completa y eficaz formación en ventas.

Pensemos en el mundo en que vivimos. A un clic de ratón tenemos infinidad de productos que parecen similares, en cualquier comercio hay 8 o 10 marcas que venden prácticamente lo mismo, y lo único que hay entre el comprador y el producto o servicio es el comercial, es decir es una labor clave y estratégica para las empresas.

Por todo esto, las personas dedicadas a la venta deben ser verdaderos profesionales, en el sentido estricto de la palabra. Personas que teniendo unas ciertas cualidades y habilidades, las han potenciado, desarrollado y aumentado con formación en ventas.

En estas formaciones, el comercial, ya sea con experiencia y que quiere adquirir nuevas herramientas y habilidades, o aquel que sin experiencia, quiere desarrollar una carrera en un sector que siempre ofrece oportunidades laborales, aprende e interioriza los conceptos y valores esenciales de la venta: atención personalizada al cliente, detección de necesidades, venta de ventajas, comunicación, negociación y, sobre todo, aprende a transmitir confianza al cliente.

El comercial lo que hace es asesorar, comprender al cliente y darle realmente lo que necesita: practica la venta consultiva