lunes, 11 de agosto de 2014

Lecciones de Atención al cliente de un sabio de #veranoazul

En el mercado actual, el éxito de un negocio depende en gran medida de la forma en que las empresas y sus empleados, se relacionan con sus clientes, es decir de la satisfacción de los mismos. Por ello, una buena atención al cliente puede ser la diferencia entre una empresa de éxito o un fracaso (incluso por encima del tipo de producto o servicio que ofrezca), y para ello hoy vamos a analizar las lecciones que nos enseña la experiencia de un sabio de #veranoazul: Francisco Ortega “Ayo”.

Lecciones de Atención al cliente de un sabio de #veranoazul


Ayo es uno de los protagonistas de la mítica serie de los 80 “Verano azul” y lleva medio siglo entre paellas en su chiringuito de la Playa de Burriana en Nerja. Es una auténtica institución empresarial, social y turística en el municipio de Nerja, con casi 80 años de edad, tiene numerosos premios turísticos y el máximo reconocimiento del Ministerio de Trabajo. Veamos qué podemos aprender de él para conseguir fidelizar clientes.

Francisco Ortega “Ayo”, junto a los actores María Garralón “Julia” y Miguel Joven “Tito”, en su singular chiringuito.
Fotografía de La Opinión de Málaga


Lecciones de un sabio de #veranoazul para un Curso de Atención al cliente

De su experiencia y saber hacer extraemos varias lecciones útiles para un Curso de Atención al cliente:

1. La atención al cliente debe ser la mejor.
Parece obvio verdad. El secreto de su éxito no es que tenga más o menos clientes, sino que sus clientes tengan la mejor atención. Por tanto, contar con clientes satisfechos, que se sienten especiales por el trato recibido, es una garantía. A partir de ahí, llegará la repetición de los clientes y por supuesto la recomendación. Imagínese cuando al volver de la vacaciones un compañero de trabajo te cuenta, “en Burriana, comimos una paella maravillosa, el restaurante lo lleva un tal Ayo, ¡qué tío! Toda la vida allí, y que hombre tan amable…” el año próximo en las vacaciones, no dudarás en ir allí a comer una de las paellas de Ayo.

2. Las empresas deben funcionar como las familias, trabajo en equipo.
No hay mejor equipo en nuestras vidas que nuestra propia familia. Ayo, como tantos empresarios, lo demuestra día a día trabajando codo con codo con todos sus empleados, familiares o no. Ha conseguido fomentar el trabajo en equipo y eso se nota en el funcionamiento de su negocio/chiringuito y en la atención al cliente recibida.
"El secreto no es que venga más o menos gente, sino que la atención sea la mejor"
3. La calidad del servicio debe ser excelente.
El cliente es la verdadera piedra angular de la actividad de la empresa y de todos lo que la forman. Por ello, y dado que el cliente actual es muy exigente y tiene muchos otros sitios dónde ir, las empresas se deben esforzar por lograr que el trato y la atención al cliente sean excelentes. Si ofrecemos la mejor calidad en nuestro servicio, como Ayo lleva haciendo durante 46 años, conseguiremos fidelizar clientes.

Bien podíamos invitar a Ayo a compartir su experiencia en nuestro Curso de Atención al cliente porque a buen seguro nos puede ofrecer muchas otras lecciones sobre el trato con los clientes. Mientras tanto seguiremos disfrutando de sus magníficas paellas cada verano los que tenemos la suerte de acercarnos a Nerja a visitarlo.

¿Crees que si la atención al cliente es la mejor, conseguimos fidelizar clientes y mejorar nuestras ventas?


Fuente: Medio siglo entre paellas. La Opinión de Málaga (27/07/2014).